Perfumatex

Mujer recogiendo flores

Jean Paul Gaultier: entre memorias y aromas

Jean Paul Gaultier: entre memorias y aromas

Desde 1970 Jean Paul Gaultier ha estado trabajando en la industria de la moda para darle su sello inigualable, el cual le ha traído un éxito que pocos diseñadores logran alcanzar. Con su personalidad descabellada y sus gustos excéntricos, Jean Paul Gaultier ha logrado cautivar al mundo con prendas de ropa, alta costura y perfumes.

Todo comenzó cuando Pierre Cardin quedó impactado por el talento de Jean Paul Gaultier, joven de 18 años, quien no era diseñador de profesión, pero si un entusiasta que creaba sus propios diseños, muchos de los cuales ya había enviado de forma privada a diseñadores de moda famosos. En 1976 sale su primera colección y en 1981 transforma su concepto a ese estilo irreverente que lo caracteriza, de donde surgió su apodo “l’enfant terrible”.

Jean Paul Gaultier tiene una gran trayectoria como empresario

Los diseños emblemáticos de Jean Paul Gaultier comenzaron con las camisetas de marinero como recuerdo de su infancia. Para la marca es una pieza unisex que incluso se hizo la imagen de los perfumes. Lo siguiente fueron las faldas en su colección Y Dios creó al hombre en 1984, esta se hizo tan popular que hizo de los kilts toda una tendencia de moda para los hombres. En 1990 creó una nueva controversia con Salon Atmosphere, presentando piezas de sastrería andrógina. Llegó a crear una colección completa inspirada en Frida Kahlo y las chaquetas que vuelan o perchero que camina en el Flying Jackets Couture, donde presentó la alta costura de sastrería; en algunas ocasiones estas iban acompañadas de pequeñas piezas de vestir como si fueran delantales. Jean Paul Gaultier resaltó por sus diseños de réplicas religiosas en Virgins, una colección que recreaba imágenes vivientes de vírgenes con lágrimas rojas o negras y muchos halos.

Por supuesto, no podemos pasar por alto los clásicos corsés, en especial el corsé cónico creado para Madona, un icono de la cultura pop. Madona (una de las musas de Gaultier) lo llevó durante su gira Blond Ambition World Tour de 1990. Gaultier diseñó esta pieza en 1982 inspirándose en una exhibición a la que había asistido en su infancia en compañía de su abuela. «Cuando era niño, mi abuela me llevó a una exposición y exhibían un corsé. Me encantó el color carne, el satén salmón, el encaje. Ella me explicó que un corsé estaba destinado a ayudarte a mantenerte erguida, a levantarte. Fue una solución que me pareció hermosa. El sujetador cónico dorado era solo una extensión de ese idea.»

Este fue uno de los 150 (aproximadamente) diseños que Jean Paul Gaultier realizó para Madonna. Por otra parte, Gaultier fue el diseñador de distintos largometrajes, como El quinto elemento (1997) de Luc Besson, Kika (1993) de Pedro Almodóvar, El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante (1989) de Peter Greenaway y La ciudad de los niños perdidos (1995) de Jean-Pierre Jeunet y Marc Caro.

Todos conocemos la línea de perfumes Jean Paul Gaultier

El primer perfume, Classique, se lanzó al mercado en 1993. La emblemática fragancia floral iba en un frasco con forma de cuerpo femenino vistiendo un corsé, siendo así muy representativa de la marca Gaultier. Classique juega con las fragancias del jengibre, la vainilla y flor de Azahar. De esta misma gama, en la actualidad, se encuentran La Belle, Classique Eau de toilette, Classique Eau de parfum y Classique Pin-Up.

Dos años después apareció Le Mâle, con una figura similar pero masculina, la cual se posicionó como la fragancia número uno para hombres en la Unión Europea, Australia y los Estados Unidos. Esta rindió homenaje al característico marinero de Gaultier con esencias de lavanda y menta. «La potencia y la frescura de la menta. La lavanda, que evoca el familiar y reconfortante aroma de la espuma de afeitar, se transforma por la sensualidad de la vainilla». 25 años después, la gama para hombres Le Male de Jean Paul Gaultier ofrece los perfumes Ultra male, Le beau, Le male aviator, Le male pride y Le male le parfum.

En el año 2000 salió Fragile, pero esta generó pocas ventas, lo que limitó el reconocimiento de esta línea. En 2005 salió un perfume unisex, Gaultier2 y en el 2007 otra fragancia masculina con con aroma de camelia llamada Fleur du Male. Por último, la gama que mayor revuelo causó fue Scandal, para la que Gaultier trabajó con la perfumista Daphne Bugey de Firmenich en una apuesta para las mujeres «independientes, elegantes y sofisticadas». En esta gama se presentan diferentes versiones, una para el día, dulce y fresca, jugando con la miel, gardenia y naranja sanguina. Y una versión nocturna inspirada por el barrio parisino de Quartier Pigalle, un lugar lleno de cabarets y cafés literarios, con notas de miel, madera de sándalo y tuberosa. So Scandal! es la versión extravagante, el Eau de parfum, con flor de naranjo, tuberosa y jazmín.

El frasco de Scandal se caracteriza por las largas piernas femeninas en la parte superior, inspirado en la modelo húngara Vanessa Axente, el mismo es transparente y deja ver el líquido rosa que varía en intensidad de acuerdo a las versiones: Scandal, Scandal by Night, Scandal a París y So Scandal!

En el 2020 Gaultier decidió retirarse de las pasarelas, pero su legado estará siempre vigente en el mundo de la moda.

Mesa con perfumes
Descubre por qué Jean Paul Gaultier es llamado «el niño terrible de la moda».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *